miércoles, 30 de diciembre de 2015

El Señor de las Moscas, William Golding.


Autor: William Golding
Título: Lord of the flies 
Editorial: Círculo de lectores. 

Sinopsis:

 Fábula moral acerca de la condición humana, El Señor de las moscas es además un prodigioso relato literario susceptible de lecturas diversas y aun opuestas. Si para unos la parábola que William Golding estructura en torno a la situación límite de una treintena de muchachos solos en una isla desierta representa una ilustración de las tesis que sitúan la agresividad criminal entre los instintos básicos del hombre, para otros constituye una requisitoria moral contra una educación represiva que no hace sino preparar futuras explosiones de barbarie cuando los controles se relajan.







Este libro fue realmente especial para mí, es de  esos libros que te miran y te dicen: -Realmente vale la pena que me leas, soy para ti. 


La historia comienza con Ralph un chico de unos 12 años que por ciertas circunstancias termina en una isla desierta con otros chicos, resulta que no hay ningún adulto que les cuide, y por tanto Ralph decide que deben elegir un líder para así poner orden a la situación, la mayoría de los votos fueron para Ralph que entonces se convirtió en el líder. . Al principió todo marcha bien, pero hay un chico llamado Jack Merridew (Desde que apareció en la historia fue un completo imbécil, como le odio.)  que quiere quedarse con el poder y hacer lo que se le venga en gana.

La cosa es que el libro es maravilloso debería leerlo todo el mundo pero advierto que quizá no debería leerlo un niño ya que tiene sangre y muestra hasta donde pueden llegar los humanos, cuán despiadados podemos ser y sin sentimiento de culpa, en el punto en que Jack decide hacer una tribu las cosas se comienzan a poner feas y los ánimos de Ralph caen, Jack comete actos terribles e imperdonables que transforman la vida de Ralph en una carrera por la supervivencia. ¿Matar o morir? ¿Que escogerá Ralph?

Uno de los mejores libros que he leído, recomiendo que lo lean y me cuenten que les pareció.

No hay comentarios:

Publicar un comentario